Pacientes

Somos prestadores de servicios de salud con énfasis en la radioterapia como herramienta de complementación terapéutica al paciente oncológico, con unas tecnologías apropiadas y acordes a los desarrollos científicos vigentes, un talento humano idóneo, calificado y comprometido con la calidad y la seguridad de la atención del  paciente y una organización orientada a fomentar un entorno seguro, reducir la ocurrencia de incidentes y eventos adversos así como    promover la educación, la capacitación,  el entrenamiento y la motivación del personal para la seguridad del paciente, su familia y la comunidad en general.

Tus derechos como paciente…

Tus deberes como paciente…

Tips de salud

  • Para hacer la vida más fácil a nuestros pacientes y de forma muy resumida, exponemos una serie de recomendaciones, útiles para mejorar la calidad de vida del paciente oncológico;
  • Infórmese adecuadamente acerca de su diagnóstico y tipo de tratamiento, participando activamente con los profesionales. Colabore con su médico en aquello que lo requiera.
  • No dude en solicitar ayuda a su entorno familiar y a los profesionales, compartiendo así los momentos de tristeza, ansiedad o miedo. Evite la vida en solitario.
  • Consulte a su médico los síntomas físicos que tenga, ya sean derivados de la enfermedad o a causa de los distintos tratamientos.
  • Normalice su vida en la medida de lo posible. Intente sin forzarse, mantener un cierto nivel de actividad. Recupere sus hobbies, dedíqueles tiempo de forma regular, procurando así que la enfermedad no sea el centro de su vida.
  • Evite comentarios comparativos con otros pacientes ya que cada caso es diferente. Consulte todas sus dudas con su médico y/o personal de enfermería. No se afecte por la pérdida de otros enfermos conocidos o del ámbito público, ya que este hecho ocurre de forma constante con todas las enfermedades y cada caso es diferente siendo totalmente independiente la evolución de nuestra enfermedad de cualquier otro caso.
  • Mantenga un espíritu de optimismo y lucha a pesar de las adversidades, ya que en todo momento existen soluciones para mejorar los posibles problemas que puedan surgir.
  • Es recomendable cuidar mucho la higiene personal, el cuidado bucal, así como abandonar el consumo de tabaco.
  • La alimentación debe ser variada y equilibrada, adecuada a cada paciente, nunca forzada, con hidratación diaria abundante y permitiéndose en general el consumo moderado de alcohol.
  • Deberá complementar todo el tratamiento médico que usted requiera de forma habitual, consultando con su médico en caso de duda. Confíe en sus médicos y recuerde que los índices de curación del cáncer son cada vez mayores.
  • Hace muchos años había cánceres que se consideraban incurables, hoy día por la tecnología y programas de prevención, muchos ya son curables.
  • Mantenga un contacto periódico con su médico quien le orientará sobre el futuro de su padecimiento.
  • Afronte el futuro con optimismo; realice una vida normal integrada en su entorno sociofamiliar.
  • Acuda a las revisiones médicas periódicas con el convencimiento  de que en general son escasas las posibilidades de recaída, desapareciendo éstas con el paso del tiempo.